Inicio   Entrevistas   Equipo   Rodaje   Fotografías   Trailer   Noticias   Nazarín   / English 

fotografías




Fotografías realizadas por Luis Buñuel

Esta colección de fotografías pone de manifiesto el escrupuloso trabajo, previo al rodaje, hecho por Luis Buñuel. Estas fotografías, realizadas para encontrar las localizaciones en que filmar los exteriores de Nazarín, complementan el minucioso trabajo llevado a cabo en la escritura del guión al adaptar la obra homónima de Pérez Galdós. Éstas dan cuenta del preciso método con el que filmaba, método que le permitía rodar con rapidez (siempre sin superar el tiempo previsto), contribuyendo al bajo coste de las producciones que dirigió en México, y que constituyó el requisito fundamental para poder realizar una obra personal, un cine de autor que logró salvar las limitaciones impuestas por la industria cinematográfica del momento, siendo capaz de trabajar con una relativa libertad para filmar unas películas que, como Nazarín, se han convertido en clásicas.



  

Las fotografías de los pequeños pueblos retratados por Buñuel, aportan una percepción de México alejada de cualquier pretensión esteticista. Constituyen una mirada distanciada que encuadra un paisaje en el que destacan ruinas, iglesias, pueblos con humildes calles de adobe y árboles magníficos, lugares por las que luego pasó Paco Rabal en Nazarín, situados en el Estado de Morelos: Atlatlahucan, Cocoyoc, Jonacatepec, Oaxtepec, Tetelcingo, Tlayacapan y Yecapixtla. Se percibe una cierta fascinación por el convento de Tepoztlán al estar ampliamente fotografiado por la cámara de Buñuel, un convento construido en el siglo XVI, y también el recuerdo del distante monasterio del Desierto de Calanda, su pueblo natal.

Javier Espada





Foto fija de Manuel Álvarez Bravo

"Todo lo poético mexicano ha sido puesto por él a nuestro alcance: allí donde Manuel Álvarez Bravo se ha detenido, donde se ha parado para fijar una luz, un signo, un silencio, es no solamente donde late el corazón de México, sino donde el artista ha podido presentir, con discernimiento único, el valor plenamente objetivo de su emoción."

André Breton



  

"Manuel Álvarez Bravo es uno de los gigantes de la fotografía del siglo XX, y representa no sólo a un país entero, sino todo un estilo y una escuela de hacer imágenes. En las fotografías inimitables de Álvarez Bravo, cada imagen es un mundo en sí mismo, gobernado por su propia lógica, y en el que lo inusual se vuelve ordinario."

Nissan Perez





Fotografías realizadas por Leonardo Buñuel con una cámara estereoscópica

Cuenta Luis Buñuel en mi último suspiro: "conservo una veintena de fotografías hechas en 1904 y 1905 por un amigo de la familia. Merced a un aparato de la época, se ven en relieve. Mi padre, fornido, con un gran bigote blanco y, casi siempre, con sombrero cubano (salvo una en la que está con canotier). Mi madre, a los 24 años, morena, sonriendo a la salida de misa, saludada por todos los notables del pueblo. Mis padres posando con sombrilla y mi madre en burro (esta foto se llamaba "la huida a Egipto"). Yo a los seis años en un campo de maíz con otros niños. Lavanderas, campesinos esquilando ovejas, mi hermana Conchita, muy pequeña, entre las rodillas de su padre que charla con don Macario, mi abuelo dando de comer a su perro, un pájaro muy hermoso en su nido."

Estas fotografías esteróscopicas constituyen una coleccion de más de 40 delicadas planchas de vidrio que han permanecido en el ámbito familiar, hasta ser estudiadas y publicadas por Javier Espada en el libro "Fotografías esteroscópicas de Leonardo Buñuel" editado por el Centro Buñuel de Calanda. Fotografías que aportan un interesante conocimiento sobre el imaginario de la infancia de Luis Buñuel, de esa parte fundamental en la formación de la personalidad de los adultos.



  

Leonardo Buñuel hereda la tradición rural de sus paisanos calandinos. En ella se imbrican tanto el gusto por la realidad desnuda como la irracionalidad de fuentes mistéricas. El humor procaz y el mundo de ultratumba. Pensamiento mágico y catolicismo popular.

La distancia en la mirada, el extrañamiento de la realidad que se aprecia en estas fotografías de Leonardo Buñuel se transmitirá, consciente o inconscientemente, a dos de sus hijos: Luis, cuya impronta surrealista en el cine es harto conocida, y Alfonso, futuro discípulo de Max Ernst, así como precursor del "collage" en la España de preguerra.

Dos décadas después, ambos proyectarán ese mismo distanciamiento haciéndolo germinar en una nueva dimensión plástica. El estallido de un revulsivo estético que condicionará la andadura del siglo.

Alfonso De Lucas Buñuel